Cómo desbloquear un móvil Samsung con contraseña

Teléfono Samsung

Samsung es de las marcas que más dispositivos móviles vende, junto con Apple. Son los grandes rivales, y por ello es probable que muchos de los usuarios que nos leen tengan un smartphone de la marca surcoreana. En ese caso, si estás buscando cómo puedes desbloquear un teléfono móvil que ha quedado bloqueado por intentos fallidos, podrás aprenderlo aquí, además de conocer otros detalles como cómo proteger adecuadamente tu terminal, y cómo evitar que se te vuelva a olvidar la clave.

Ya sabes que si olvidas el patrón que has introducido para desbloquear la pantalla, no te debes preocupar, puedes usar el código PIN para desbloquearlo. Tienes alternativas. El problema es cuando olvidas el código PIN de tu tarjeta SIM y ya no puedes acceder a ciertas funciones de tu Samsung Galaxy.

Artículo relacionado:
Cómo saber si un móvil Samsung es original y nuevo

He olvidado el PIN, cómo desbloquear un Samsung

Android Doble SIM

Cuando recibes una nueva tarjeta SIM, también tendrá un nuevo código PIN que deberás introducir la primera vez que accedas a tu teléfono para desbloquearlo, aunque luego puedes cambiarlo por el código PIN que usas habitualmente y así sea más fácil de recordar. En cambio, a veces se olvida el código PIN, puede pasar, y en esos casos tu terminal quedará bloqueado. También puede ocurrir que hayas introducido mal el código PIN tres veces, por lo que te has pasado de intentos y se ha bloqueado el dispositivo. O que tengas un pequeño en casa que ha estado probando pines sin saber y te lo haya bloqueado.

Sea como sea, puedes acudir al código PUK para desbloquear la línea móvil. Ya sabes que el código PUK (Personal Unlocking Key) es otro código que suele venir en la tarjeta de memori SIM que te viene cuando contratas la línea o realiza sla portabilidad. Por eso es importnate guardar en un lugar seguro esta tarjeta, para cuando tengas que consultar el PUK que viene escrito en ella junto con el PIN inicial.

Pero si has perdido la tarjeta, o simplemente no la tienes a mano, algo que también suele ser bastante frecuente, no te preocupes, puedes seguir un procedimiento para obtener el PUK fácilmente:

  • Movistar y O2: para obtener el PUK si tienes esta operadora, puedes acceder a la web en tu área privada desde un navegador web, poner tus credenciales y desde allí podrás obtenerlo. También puedes hacerlo desde la app Mi Movistar o Mi O2.
  • Orange: en esta otra operadora se te permite consultar el código PUK llamando al 1470 desde otra línea Orange que no esté bloqueada o al 656001470 desde otra lína de otro operador y decir «Consulta de PUK» para poder acceder a dicha información. También lo puedes hacer con tus credenciales de acceso en la app de Orange.
  • Jazztel: de forma similar a la anterior, también puedes llamar al 1565 o desde otra línea diferente al 640001565 y decir exáctamente lo mismo para consultar el PUK.
  • Symio: muy parecido a las dos anteriores, solo qu en este caso los número son el 1644 o el 644100121. Por supuesto, al igual que en los casos anteriores, también puedes hacerlo desde tu cuenta de acceso que tienes como cliente.
  • Vodafone: accede al área de cliente o llamando al 1550.
  • Lowi: puedes hacerlo desde el 121 con un teléfono con el mismo operador o al 1456 desde otro. También puedes acceder a tu área de cliente Mi Lowi.
  • Yoigo: tienes que llamar al 622 desde otro Yoigo o al 622622622 desde cualqueir teléfono, o entrar en la app Mi yoigo.
  • MásMóvil: llama al 2373 o al 911333333 según si lo haces desde una línea de esta operadora o desde otra.
  • PepePhone: entra en MIpepephone y accede a Mis Productos y desde allí podrás obtener información.

Introduciendo el código PUK podrás desbloquear el terminal y poder restablecer el código PIN. Así de sencillo es cuando esto ocurre.

Cómo mantener tu dispositivo móvil seguro

proteger android

Tan importante como saber desbloquear el teléfono Samsung en caso de olvidar el PIN también es proteger tu dispositivo para que esté asegurado ante posibles amenazas. Por eso, deberías tener presente estos consejos de seguridad:

Instala un gestor de contraseñas

En primer lugar, instala un gestor de contraseñas que te permita crear contraseñas fuertes y únicas para cada sitio o servicio que utilices en línea. Si un pirata informático se hiciera con una de tus contraseñas, podría causar estragos en tus cuentas online. Los gestores de contraseñas pueden ayudarte a evitarlo permitiéndote crear contraseñas únicas y seguras para cada sitio que utilices. Además, muchos gestores de contraseñas te permiten generar contraseñas aleatorias que son difíciles de piratear. Además, almacenan todas tus contraseñas en un lugar seguro, lo que significa que no tendrás que recordar ni una sola. Los gestores de contraseñas también facilitan el cambio de las mismas si crees que han sido comprometidas. Todo lo que tienes que hacer es entrar en tu cuenta y la aplicación actualizará automáticamente tus contraseñas.

Activa el código/patrón de la pantalla de bloqueo

La mayoría de los teléfonos inteligentes vienen con un código de pantalla de bloqueo, así que asegúrate de que has activado esta función. Si has olvidado tu código, siempre puedes restablecerlo. Sólo tienes que entrar en tu cuenta y cambiar el código por uno nuevo y fácil de recordar. Lo mejor es utilizar un código que no sea fácil de adivinar. Así que evita usar cosas como fechas de nacimiento, direcciones, números de teléfono o cualquier otra cosa que sea fácil de averiguar. En su lugar, elige una combinación de letras y números que sea única para ti. Si tienes niños o adolescentes que utilizan tu teléfono, puedes añadir un segundo código que ellos deban conocer. De este modo, puedes mantener tu teléfono seguro y accesible al mismo tiempo.

Mantén el sistema operativo y las aplicaciones actualizadas

Mantener el sistema operativo actualizado es importante por varias razones. Asegura que tienes los últimos parches de seguridad, ofrece protección contra el malware y los virus, e incluso puede prolongar la vida útil de tu teléfono. Si tienes un modelo antiguo, la actualización del sistema operativo puede prolongar su vida útil, lo que te permitirá ahorrar dinero a largo plazo. Actualizar las aplicaciones con regularidad también es crucial. Los desarrolladores de aplicaciones lanzan con frecuencia parches que corrigen errores y mejoran sus programas, por lo que mantener tus aplicaciones actualizadas es la mejor manera de estar seguro. Si no lo haces, te arriesgas a poner tu teléfono en peligro. Las aplicaciones pueden no tener las últimas vulnerabilidades de seguridad corregidas, y pueden tener vulnerabilidades que aún no han sido descubiertas por los desarrolladores de aplicaciones.

Utiliza un servicio VPN

Un servicio VPN (Virtual Private Network) puede ayudarte a estar seguro mientras navegas por la web. Las VPN son útiles por varias razones. Pueden ayudarte a acceder a contenidos que están restringidos en tu región. Además, pueden mantenerte seguro mientras navegas dado que cifra todo el tráfico, y porque aportan una IP diferente a la real.

Cambia tus contraseñas

Cada mes, más o menos, es una buena idea cambiar todas tus contraseñas. De esta manera, si alguna de tus cuentas ha sido hackeada, puedes cambiar las contraseñas y evitar perder tu información. Puedes considerar la posibilidad de cambiar tus contraseñas a diario si crees que alguien puede estar intentando hackearte. De este modo, les resultará más difícil entrar en tus cuentas. Incluso puede que quieras cambiar tus contraseñas después de cada uso. Tampoco deberías usar una contraseña maestra, puesto que si la sabe alguien tendrá acceso a todas las cuentas que tienes.

Establece una contraseña fuerte

Puede parecer sencillo, pero crear una contraseña fuerte es importante. Si utilizas una contraseña débil o fácil de adivinar, los hackers pueden entrar fácilmente en tus cuentas. Piensa en una contraseña que tenga al menos 10 caracteres, que utilice una combinación de letras mayúsculas, minúsculas, símbolos y números y que no contenga información fácil de adivinar o palabras que estén en el diccionario. Tu mejor opción es utilizar un gestor de contraseñas que te ayude a generar contraseñas únicas y fuertes para cada cuenta que tengas. De esta forma, solo tendrás una contraseña que recordar mientras mantienes tu información protegida.

Ejemplo de contraseña segura: WuI@zP65d-zO0

Usa la biometría

Si tienes un móvil capaz de leer parámetros biométricos como las huellas dactilares, el iris, o el reconocimiento facial, usa estos métodos de autenticación, ya que son bastante seguros y nadie puede desbloquear el teléfono aunque quiera.

No descargues apps o archivos de fuentes desconocidas

Si descargas archivos de una fuente desconocida, corres el riesgo de infectar tu dispositivo con malware. Los archivos maliciosos pueden poner en peligro tu dispositivo, e incluso pueden intentar robar tu información. Para protegerte mientras navegas, es mejor que descargues las apps desde Google Play, y los archivos desde sitios que sean conocidos y seguros.

Evita ir a sitios sospechosos

Si utilizas tu teléfono para ir a sitios web dudosos, puedes poner tu dispositivo en peligro. Los sitios web maliciosos pueden infectar tu dispositivo con virus y otro software malicioso. También pueden robar tu información, como tu dirección IP, ubicación, historial de navegación e información del dispositivo.

Aléjate de las redes WiFi públicas

El WiFi público es cómodo, pero te arriesgas a poner tu dispositivo en peligro al utilizarlo. Esto se debe a que las redes WiFi públicas no son seguras. Cualquiera puede acceder a ellas, incluso personas malintencionadas que quieren robar tu información. Y usando esta conexión para estar en la misma red, pueden acceder a tu dispositivo fácilmente.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.