Cómo quitar el seguro de Wallapop

Cómo quitar el seguro de Wallapop

Poco a poco, Wallapop se ha ido convirtiendo en la plataforma de compraventa de artículos de segunda mano más popular de nuestro país. En gran medida gracias a su excelente promoción, pero también por el razonable buen funcionamiento de la misma. Esto se debe, sobre todo, a que su servicio cuenta con bastantes garantías para los usuarios que lo utilizan de manera cotidiana. Aunque, para ser sinceros, no siempre fue así. Si bien en su origen Wallapop se centraba en las transacciones cara a cara, cuando decidió incluir la posibilidad de realizar operaciones por correo, no tardaron en surgir problemas: compras que no llegaban, engaños, etcétera, lo que la plataforma decidió solucionar con un seguro. En general, ayuda a que todo funcione mejor, pero tampoco es infalible, por lo que algunos usuarios se preguntan cómo quitar el seguro de Wallapop.

En este artículo te comentamos si realmente existe esa posibilidad, y la manera en la que funciona exactamente, para que siempre tengas claro cuáles son las mejores opciones a la hora de afrontar una compra.

El origen del seguro de Wallapop

Gracias a Internet, hoy en día es más fácil que nunca adquirir todo tipo de productos a través de la red, simplemente poniéndose en contacto con alguien que quiera deshacerse de algo que a otra persona le interese. Pero cuando este tipo de acuerdos se realizan sin que exista una tienda o una web reconocida de por medio, siempre existen riesgos inevitables. Uno sabe que se expone, de alguna manera, a pagar y no recibir nunca aquello por lo que ha abonado un dinero, sea este el que sea. Para evitarlo, Wallapop no tardó demasiado en hallar una solución que, si bien no es perfecta, ayuda a minimizar los daños. Se trata del seguro de Wallapop que la mayoría de los usuarios que usen la plataforma conocerán: Wallapop Protect.

Cómo quitar el seguro de Wallapop

¿En qué consiste esta garantía, por así llamarla? Básicamente en un extra pensado principalmente para las operaciones que se realizan a distancia, y no en mano. En realidad es una función que no tiene mayor relevancia para los vendedores (estos no deben pagar un céntimo por ella), pero que ayuda en muchos casos a que no se engañe a los compradores. Estos últimos, eso sí, deben abonar una cantidad para aprovecharse de él.

Así funciona realmente Protect

Antes de plantearse cómo quitar el seguro de Wallapop, es importante tener claro cómo funciona el mismo. Hay que tener presente siempre que Wallapop no deja de ser una especie de intermediaria entre los usuarios de Internet que quieren comprar o vender distintos artículos, pero la plataforma en sí simplemente como eso, un contacto. Wallapop Protect nace con la idea de que el dinero de los compradores no llegue a ningún vendedor hasta que los compradores aseguran que han recibido el artículo y que este se encuentra tal y como se anunciaba en origen. Para entendernos, el importe se queda “depositado en espera” en Wallapop Protect y, una vez confirmado que todo está bien, llega hasta el vendedor, pero no antes.

Cómo quitar el seguro de Wallapop

Como es lógico, en aquellos casos en los que el pedido no llega, o es diferente de algún modo a lo que se detallaba (por ejemplo, estando deteriorado o no correspondiéndose con una imagen), la operación da marcha atrás, y el dinero regresa al comprador. Así en principio, no está mal pensado. Pero eso no quita para que algunas personas no congenien demasiado con la propuesta y se preguntan cómo quitar el seguro de Wallapop, pese a todo.

Cómo quitar el seguro de Wallapop, ¿es posible hacerlo?

El principal motivo por el que algunos miembros de Wallapop no quieren utilizar su seguro es evidente: no pagar la comisión que este lleva forzosamente adherida a él. Pero tal y como suele suceder en estos casos, hay dos respuestas posibles a la hora de contestar a la duda de cómo quitar el seguro de Wallapop, una corta y una algo más elaborada. La corta es simple: no se puede. Wallapop Protect forma parte sí o sí de los envíos de la plataforma, nos guste o no.

Eso no quita que existan algunas alternativas que permitan “sortearlo”, por así decirlo. La más lógica es la que tiene que ver con la forma de compraventa más tradicional que se lleva practicando desde los inicios de Internet (y antes, por medio de revistas y demás). No es otra que realizar la operación en persona, en mano. De esta forma se puede quedar con el vendedor y comprobar uno mismo que todo está en buenas condiciones antes de pagar. Tampoco es una opción sin riesgos, está claro, pero no es lo más frecuente del mundo que un miembro de Wallapop quiera jugársela a otro viéndose cara a cara. Por el contrario, si se elige esta posibilidad, se limitan mucho las compras, puesto que uno solo puede acceder a aquellos vendedores que se encuentran en su misma ciudad, o al menos en un radio razonable para quedar en un punto intermedio entre los domicilios de los dos interesados.

Cómo quitar el seguro de Wallapop

Otra posibilidad, que también es más sencilla de lo que parece en un principio, pasa por acordar con el vendedor que el pago se haga contrareembolso. Si bien de un tiempo a esta parte es una opción que ha perdido algo de popularidad, durante años, sobre todo antes de que Internet formara parte del día a día de casi todo el mundo, era bastante habitual. Eso sí, para ello el vendedor tiene que mostrarse de acuerdo con ello, y no siempre es así, siendo imprescindible acordarlo claramente de antemano.

Por último, tampoco conviene olvidar que existen alternativas al seguro de Wallapop que, al contrario de lo que algunos piensan, es perfectamente compatibles con la aplicación. Un buen ejemplo de ello es Veopago, otro seguro similar, que funciona a modo de app y que suele tener buenas opiniones por parte de aquellos usuarios que la utilizan para sus compras a distancia a través de Internet. Veopago cubre las devoluciones igual que Wallapop Protect.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Alfonso dijo

    De seguro nada, es una comisión encubierta.
    Hace tiempo que me pasé a Beseif para los pagos y envios de wallapop.