Hotspot: qué es y qué tipos hay

Hotspot

El término Hotspot es algo que lleva ya muchos años con nosotros, es algo que vemos en muchos sitios públicos donde es posible conectarse a Internet. Aunque para muchas personas no está del todo claro lo que es este término o para qué sirve. Por eso, a continuación os vamos a contar todo sobre el Hotspot, qué es y los tipos que hay disponibles.

De este modo podréis entender qué es un Hotspot, además de ver que hay diferentes tipos disponibles a día de hoy. Esto es otro elemento de importancia a tener en cuenta, porque hay diferencias entre estos diversos tipos. De esta manera vais a tener toda la información que se necesita sobre este término, su funcionamiento y utilidad.

Qué es un hotspot

Error de autenticación WiFi (2)

El hotspot es un punto de acceso a Internet a través una red inalámbrica. Nos vamos a poder conectar a este punto desde cualquiera de nuestros dispositivos, como el teléfono, la tablet o el ordenador. Esta es una tecnología que nos encontramos en muchos lugares públicos, como hemos mencionado, como universidades, cafeterías, estaciones y hoteles, entre otros. De este modo, en todos estos lugares vamos a tener acceso a Internet si es necesario.

A este tipo de puntos de acceso se van a poder conectar muchos dispositivos al mismo tiempo, al menos esta es la idea. Si bien alcance y la potencia de uno de estos hotspots pueden variar en función del lugar en el que se encuentren. Aunque en todo momento estos puntos de acceso funcionan como una red doméstica, de modo que los usuarios que se conecten la podrán usar como si se tratara de la conexión de sus casas o de su trabajo. Así van a tener acceso a Internet en sus dispositivos.

El funcionamiento de estos puntos de acceso es el mismo que el del router en nuestras casas. Una duda habitual al hablar sobre qué es un hotspot es saber más sobre el funcionamiento, pero no hay nada raro o nuevo en este caso. Se ofrece una conexión inalámbrica, como la que tenemos en casa. En este caso se puede dar soporte a una gran cantidad de dispositivos, si bien esto dependerá del lugar, ya que una universidad o biblioteca no tendrán la misma capacidad que una tienda.

Tipos de Hotspot

WiFi Android

Ahora que ya sabemos qué es el hotspot hay que saber qué tipos hay del mismo. Ya que hay varios tipos diferentes. Si bien el funcionamiento es idéntico en todos los casos, crear y tener ese punto de acceso a Internet, el origen del punto de acceso es algo variable. Es por ello que tenemos varios tipos disponibles a día de hoy. Seguro que todos estos tipos os resultan conocidos.

Hotspots WiFi públicos

Un hotspot WiFi público ya nos deja claro su funcionamiento con su nombre. Lo normal es que estos sean gratuitos, aunque se pueden dar casos en los que se debe pagar dinero por hacer uso del mismo. Este es el tipo de conexión a Internet que se ofrece a los clientes de bares, restaurantes y cafeterías, así como en en bibliotecas públicas y otros sitios públicos, como estaciones o aeropuertos.

En las ciudades es habitual que los ayuntamientos o los proveedores de servicios de Internet (ISP por sus siglas en inglés) ofrezcan una conexión gratuita en algunas áreas. Lo normal es que no tengamos que pagar dinero por hacer uso de esta conexión, pero se puede dar el caso de que en algunos sitios se deba pagar, sobre todo por usarla un tiempo más prolongado. Por ejemplo, en muchos aeropuertos se puede usar ese WiFi gratis una hora, pero si se quiere pasar más tiempo hay que pagar dinero.

Hotspots WiFi Móviles

El segundo tipo de hotspot es algo que podemos hacer con cualquier teléfono móvil, tanto aquellos con Android como sistema operativo como un iPhone. Podemos convertir nuestro teléfono en un hotspot portátil que puedes llevar en tu bolsillo a cualquier parte. Cuando activas esta función, puedes conectar cualquier dispositivo que soporte las redes inalámbricas a tu teléfono y ofrecerles servicio de acceso a Internet. Es decir, tus datos móviles pasan a ser ese WiFi que otros usan para poder navegar.

Esto es algo que se puede usar en casos en los que el WiFi no funciona en casa, por ejemplo, pero tenemos que trabajar. Podemos usar el teléfono como ese hotspot, de modo que el ordenador se conecte a esta red y así tenga acceso a Internet. Eso sí, hay que tener cuidado con esta opción, porque se pueden consumir muchos datos móviles, por lo que es mejor usarla si tienes una tarifa ilimitada o usarla en momentos puntuales en los que es realmente necesaria.

Hotspots WiFi prepagados

Este tercer tipo de hotspot son en realidad similares a los hotspots móviles, pero limitan la cantidad de datos que puedes consumir con esa conexión. Para poder hacer uso de este tipo de conexión hay que pagar por adelantado una determinada cantidad de datos y, cuando la consumes, el pago por más datos se renueva automáticamente. Así que es algo que nos va a costar dinero. Es algo que podemos encontrar en muchos países, habitual en sitios como barcos, aeropuertos o estaciones, incluso en algunos hoteles, por ejemplo.

¿Es seguro usar un hotspot?

Compartir WiFi con otros móviles

Una de las principales dudas de muchos usuarios es si es seguro usar un Hotspot WiFi. Especialmente en el caso del tipo público pueden surgir dudas sobre la seguridad o la privacidad que proporciona una red de este tipo. Sobre todo porque la mayoría de los puntos de acceso que nos encontramos son del tipo público, de modo que cualquiera se va a conectar a esta red cuando esté en la zona de la misma. Algo que preocupa a muchos.

Un hotspot WiFi público es algo que no debería ser peligroso como tal, pero que puede ser vulnerable a ataques o a que se extraigan datos. Por eso, una recomendación habitual es que no hagamos nada que tenga que ver con datos sensibles. Es decir, no hagáis compras online o accedáis al banco online o a un sitio donde se tengan datos personales mediante esta conexión. Hay que evitar que otros puedan tener acceso a nuestra información personal. Además, hay algunas recomendaciones cuando se usa un hotspot público:

  • Utiliza un servicio VPN. Esto te va a permitir ocultar o enmascarar la dirección IP de tu dispositivo.
  • Si estás usando un ordenador portátil con Windows, marca la conexión como pública la primera vez que establezcas un vínculo con el hotspot. Windows nos ofrece unas cuantas salvaguardias de seguridad en la configuración de red cuando la red es pública.
  • Accede a servicios web que cifren tus datos. Todos ellos empiezan con las letras “HTTPS” en el encabezado de la dirección de la página web. Esto significa que cuando entremos en esas direcciones, nuestros datos quedarán codificados.

Lo ideal es que nos conectemos a esta red si hacemos algo que no involucra el uso de datos personales o sensibles. Es decir, simplemente queremos leer las noticias, jugar online o navegar sin buscar o hacer nada importante. Aunque consejos como los anteriores, sobre todo el uso de una VPN, son algo que nos ayudarán a que sea mucho más seguro en todo momento. Así podremos navegar o usar dicha conexión sin demasiadas preocupaciones.

Cómo usar el móvil como hotspot

Problemas en descarga de apps

Uno de los tipos de hotspot que hemos mencionado es el hotspot móvil. Esto supone que nuestro propio teléfono va a ser este punto de acceso a Internet, al que otros dispositivos se van a conectar entonces. Se trata de algo que podemos hacer cuando queramos, si queremos darle a otra persona o a otro de nuestros dispositivos acceso a la red. Esto es algo que podemos hacer con nuestros teléfonos en Android de forma sencilla. Los pasos que se tienen que seguir para que esto sea posible son:

  1. Abre los ajustes de tu teléfono Android.
  2. Acude al apartado de conexiones.
  3. Busca la opción llamada Conexión compartida o Hotspot (el nombre depende en función de la marca de tu teléfono).
  4. Activa la opción de Conexión compartida.
  5. Entra en este apartado para ver el nombre de la red y su clave.
  6. En tu otro dispositivo, conéctate a esta red.
  7. Introduce la clave de acceso a la red.
  8. La conexión se ha establecido.

Tu móvil pasa a ser de este modo un hostpot, que va a dotar a ese otro dispositivo de conexión a Internet. Por supuesto, tienes que tener tus datos móviles activos en todo momento, porque esto es lo que se va a usar para llevar a cabo esta conexión o acceso a Internet. Si tienes una tarifa de datos ilimitada, el otro dispositivo va a poder navegar o usar Internet sin preocupación alguna. Pero aquellos que no tengan una conexión ilimitada deben tener cuidado, porque es algo que puede consumir muchos datos sin que nos demos cuenta. Podremos conectar más de un dispositivo al mismo tiempo, todos ellos tendrán que tener la clave de acceso a esta red, que sale en nuestro móvil.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.